Retórica

RETÓRICA

Prof. Lic. María Mac Dougall  
JTP de la Cátedra Taller Cerámica Complementaria


La retórica clásica surgió en la antigüedad, hacia el siglo V AC, donde, para superar los juicios populares se requería defenderse a sí mismo y, por tanto, dominar el arte de convencer.

En la actualidad vemos que la retórica forma parte del uso cotidiano del lenguaje. Siempre retorizamos: articulamos nuestro discurso tomando determinadas palabras del lenguaje y, en algunos casos construimos expresiones a las que les asignamos por convenciones sociales (es decir códigos) un sentido que supera el sentido puramente literal (Ej.: “me case con un oso”, “le corté el rostro”, “estamos al horno”).
La utilización de figuras retóricas en el lenguaje es un recurso que se asocia con el arte de hablar “bonito”, más que correctamente. Su principal función se encuentra en alterar la realidad, con la finalidad de convencer, atacando primeramente la percepción subjetiva del oyente, antes que su raciocinio lógico.

La retórica puede aportar a la comunicación visual un método de creación.  El proceso creativo se facilita y enriquece:
Los recursos que se utilizan para operar sobre la imagen reciben el nombre de figuras retóricas. En ella se enfrentan 2 tipos de lenguaje: el propio y el figurado. La figura es la que posibilita el tránsito de uno a otro.

La figura constituye una alteración del uso normal del lenguaje, tiene el propósito de hacer más efectiva la comunicación: enfatiza el sentido de lo que se quiere expresar.

Operaciones- Figuras


Adjunción
1. Repetición

2. Acumulación
3. Comparación
4. Antitesis



Supresión
5. Elipsis

6. Sinécdoque
7. Acentuación


Sustitución
8. Metonimia 
9. Hipérbole
10. Lítote 
11. Metáfora


1.   Repetición: un mismo elemento en forma consecutiva, repetida, puede connotar paso del tiempo, o diferentes momentos. Por lo general se encuentran alineados los elementos. Por ejemplo: zapatillas, con la misma marca pero para diferentes deportes.

2.   Acumulación: mismos elementos, o similares, pero ordenados en forma mas caótica. Caótica no quiere decir tirados pero, mas “desordenados” que en la repetición.

3.   Comparación: elementos similares con diferentes usos o características.

4.   Antítesis: elementos opuestos o con alguna característica en cuanto por ejemplo la cubierta, que los hace opuestos

5.   Elipsis: encontramos solo el perfil de esa parte faltante, el contorno. Por ejemplo en una escultura de una figura humana, un agujero con forma de corazón en el pecho… falta pero connota algo.

6.   Sinécdoque: “parte por el todo”, se muestra solo una parte, la mas significativa, o la mas representativa. Por ejemplo en una imagen, se muestra el tablero de un auto. Sabemos que también tiene ruedas, motor, etc.

7.   Acentuación: Se acentúa la parte más significativa por medio de diferentes modos de representación, por tamaño, color, textura, exaltando el sentido.

8.   Metonimia: “causa-efecto”: se muestra el efecto que produce algo: “si tomas alcohol, chocas”; “si vas a Slim, adelgazas”.

9.   Hipérbole: Esta exagerado el tamaño de una parte del objeto. Siempre tiene que tener un referente de tamaño, para que no sea primer plano.

10.   Lítote: cuando esta minimizada una parte (es lo contrario a hipérbole).

11.   Metáfora: cuando se suplanta una parte por otro objeto, por ejemplo, pies por rueditas.

Todas las figuras retóricas, puras o combinadas, se utilizan para enfatizar el sentido. 


Material de Cátedra elaborado por la Prof. Lic. María Mac Dougall

 Cátedra Taller Cerámica Complementaria | Titular: Lic. Verónica Dillon 

Las imágenes y textos aquí empleados son uso exclusivo personal, no comercial y responden  a  fines educativos. Respecto de los sitios enlazados por hipervínculos son responsables sus autores.