miércoles, 17 de octubre de 2012

Segunda Muestra de Cátedras del Departamento de Plástica


 
Los docentes de la Cátedra Taller Cerámica Complementaria participan con obras vinculadas a la temática de "Espacios Habitables". La muestra puede visitarse hasta el domingo 20 de octubre de 10 a 20 horas.

Salón de Arte Joven


MAJO 2013-CONVOCATORIA
La Fundación Rómulo Raggio convoca a la Muestra de Arte Joven 2013; está dirigida a artistas jóvenes entre 20 y 40 años,  en las disciplinas de:  
  • Dibujo
  • Grabado
  • Pintura
  • Arte Textil
  • Escultura
  • Cerámica
  • Objetos
                                                                                                                       Deben  enviar las fotos de las obras por mail únicamente fundraggio@yahoo.com.ar. Hasta un máximo de cinco imágenes. Especificando: Disciplina, Técnica, Medidas, Fecha de Realización y C.V. Entre el:
Lunes  24 de Septiembre al Lunes 3 de Diciembre de 2012
La lista de los seleccionados se notificará por mail a partir del Martes 18 de Diciembre de 2012.
De ser necesario se solicitará que asistan con los cuadros originales en el caso de obra para colgar y con bocetos en  el caso de escultura o cerámica, para una reunión personal  previa a la decisión final.
Para obra de colgada, cada artista contará con altura 200 cm. y lineales de base 220 cm para exponer, máximo dos (2) obras. En escultura interior, objetos y cerámica altura 200 cm. y de base hasta 50 x 50 cm. de base , máximo dos (2) obras. En escultura exterior  altura 200 cm. y 150 x 150 cm. de base máximo una (1) obra.
Las bases deben ser firmes y prolijas para los emplazamientos, éstas serán aportadas por los artistas para cada obra.
Toda obra presentada debe contar con firmeza, prolijidad, estética, lista para colgar o emplazar. En caso contrario pueden llegar a ser rechazadas.
Los artistas podrán presentarse en la cantidad de disciplinas que deseen.
Entrega de obra: Jueves 14/3 y Viernes 15/3 de: 10 a 16hs. y Sábado 16/3 de: 10 a 13hs.
Inauguración: Jueves 4  de abril a las 19hs.
Cierre: Miércoles 24 de abril
Retiro de Obra: Viernes 26/4 de 10 a 16hs. y Sábado 27/4 de 10 a 13hs.
El artista que no entregue la obra en la fecha estipulada no figurará en catálogo. La Fundación Rómulo Raggio cederá gratuitamente el espacio de sus salas. El costo del  catálogo (díptico) y gastos de vernissage serán prorrateados por los/las artistas participantes y por disciplina . Se considerará una bonificación si la /el artista se presenta en más de una disciplina.  Si desean podrán traer tarjetas personales, artesanales o impresas  donde figuren contacto, curriculum, etc.  estética, tamaño y cantidad libre.
 La FRR velará por las obras recibidas, pero no se responsabilizará por pérdidas, rotura, robo total  y/o parcial. El traslado de las mismas estará a cargo de los artistas participantes. La Fundación Rómulo Raggio no realizará trámite alguno ante  aduana, correos privados o empresas de transportes nacionales o internacionales. Los artistas que no retiren las obras en las fechas indicadas y pasados los 30 días hábiles, deberán pagar un adicional por permanencia.
Reciban nuestros cordiales saludos.
Mario Raggio: Director General - Mónica Levi: Curadora
T.E. 54 11 4791-0868/4796-1456.

 

sábado, 13 de octubre de 2012

57º Salón Manuel Belgrano


Inscripción y Recepción de obras

57º Salón Manuel Belgrano

  El Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori dependiente de la Dirección General de Museos, informa que entre el 29 de octubre y el 14 de noviembre se llevará a cabo la recepción de obras para participar de la 57º edición del Salón de Artes Plástica “Manuel Belgrano”, en la sede de Av. Pedro de Mendoza 3951, Barracas.

 Recepción de obras según disciplina

Del lunes 29 de octubre al viernes 2 de noviembre: Pintura, Dibujo, Grabado y Monocopia

 Del lunes 12 de noviembre al miércoles 14 de noviembre: Escultura

 En todos los casos de 10 a 15 horas

 En Av. Pedro de Mendoza 3951, Barracas

 Teléfono: 4302-4498

 Para consultar el Reglamento del Salón  y bajarse la Planilla de Inscripción y el Talón de Voto a Jurados, incesar al sitio: 


 

miércoles, 10 de octubre de 2012

Espacios habitables: bocetos para intervención en el Teatro Argentino

Proyecto de la Cátedra Taller Cerámica Complementaria para la II Bienal de Arte 


La poética del espacio de Gastón Bachelard- El nido


Si pudiéramos encontrar de nuevo nuestro deslumbramiento candoroso cuando antaño descubríamos un nido. Este deslumbramiento no se desgasta, el descubrimiento de un nido nos lleva otra vez a nuestra infancia, a una infancia. A las infancias que deberíamos haber tenido.


Cuántas veces he conocido en mi jardín la decepción de descubrir un nido demasiado tarde. Ha llegado el otoño, el follaje se desnuda ya. En el ángulo formado por dos ramas, he aquí un nido abandonado.
Descubierto tardíamente en el bosque invernal, el nido vacío reta al buscador.
El nido es un escondite de la vida alada ¿Cómo ha podido ser invisible?
¿Invisible frente al cielo, lejos de los sólidos escondites de la tierra?

Pero los sueños de nuestro tiempo no van tan lejos y el nido abandonado ya no contiene la hierba de la invisibilidad. Recogido en el seto como una flor marchita, el nido no es más que una "cosa". Tengo derecho de cogerlo en la mano, de deshojarlo. Me vuelvo melancólicamente hombre de los campos y de los matorrales, presumiendo un poco del saber que transmito a un niño diciendo: "es un nido de paro".
Así el viejo nido entra en una categoría de objetos. Cuanto más diversos sean los objetos, más sencillo se hará el concepto. A fuerza de coleccionar nidos se deja a la imaginación en paz. Se pierde contacto con el nido vivo. Sin embargo, es el nido vivo el que podría introducir una fenomenología del nido real, del nido encontrado en la naturaleza y que se convierte por un instante —la palabra no es demasiado grande— en el centro de un universo.

Levanto suavemente una rama, el pájaro está allí incubando los huevos. Es pájaro que no echa a volar. Se estremece solamente un poco. Tiemblo ante la idea de hacerlo temblar. Temo que el pájaro que incuba sepa que soy un hombre, el ser que ha perdido la confianza de los pájaros.

La casa-nido no es nunca joven. Podría decirse que es el lugar natural de la función de habitar. Se vuelve a ella, se sueña en volver a ella. Este signo del retorno señala infinitos ensueños, porque los retornos humanos se realizan sobre el gran ritmo de la vida humana, ritmo que franquea años, que lucha por el sueño contra todas las ausencias.


El pájaro, dice Michelet, es un obrero sin herramientas. La herramienta es realmente, el cuerpo del propio pájaro, su pecho, con el que prensa y oprime los materiales hasta hacerlos absolutamente dóciles, mezclarlos, sujetarlos a la obra general."


Y Michelet nos sugiere la casa construida por el cuerpo, por el cuerpo tomando su forma desde el interior como una concha, en una intimidad que trabaja físicamente. Es el interior del nido lo que impone su forma. "Por dentro, el instrumento que impone al nido la forma circular no es otra cosa que el cuerpo del pájaro. Girando constantemente y abombando el muro por todos lados logra formar ese círculo." La hembra, torno vivo, ahueca su casa. El macho trae de fuera materiales diversos, briznas sólidas. Con todo eso, mediante una activa presión, la hembra confecciona un fieltro.

La casa es la persona misma, su forma y su esfuerzo más inmediato; yo diría su padecimiento. El resultado sólo se obtiene por la presión continuamente reiterada del pecho. No hay una de esas briznas de hierba que para adoptar y conservar la curva no haya sido empujada mil y mil veces por el seno, por el corazón, con trastorno evidente de la respiración, tal vez con palpitaciones". Todo es empuje interno, intimidad físicamente dominadora. El nido es un fruto que se hincha, que presiona sobre sus propios límites. ¿Del fondo de qué ensueños brotan tales imágenes? ¿No vienen del sueño de la protección más próxima, de la protección ajustada a nuestro cuerpo

El nido - lo comprendemos- es precario y, sin embargo, pone en libertad dentro de nosotros un ensueño de la seguridad. ¿Cómo es posible que su fragilidad evidente no detenga semejante, ensueño? Revivimos, en una especie de ingenuidad, el instinto del pájaro. Nos complacemos en acentuar el mimetismo del nido todo verde entre el verde follaje. Lo hemos visto decididamente, pero decimos que estaba bien escondido. Ese centro de vida animal está disimulado en el inmenso volumen de la vida vegetal. El nido es un ramillete de hojas que canta. Participa de la paz vegetal. Es un punto en el ambiente de dicha de los grandes árboles.

Si hacemos de este frágil albergue que es el nido -paradójicamente sin duda, pero en el impulso mismo de la imaginación- un refugio absoluto, volvemos a las fuentes de la casa onírica. Nuestra casa, captada en su potencia de onirismo, es un nido en el mundo. Vivimos allí con una confianza innata si participamos realmente, en nuestros ensueños, de la seguridad de la primera morada. Para vivir dicha confianza, tan profundamente inscrita en nuestros sueños, no necesitamos enumerar razones materiales de confianza. El nido tanto como la casa onírica y la casa onírica tanto como el nido -si estamos realmente en el origen de nuestros sueños- no conocen la hostilidad del mundo.

"Este deslumbramiento no se desgasta, el descubrimiento de un nido nos lleva otra vez a nuestra infancia, a una infancia. A las infancias que deberíamos haber tenido." (Qué bonito nido, que puede transportarnos a lugares imposibles. Deberíamos haber nacido pájaros, constructores del tiempo.)

"Pero los sueños de nuestro tiempo no van tan lejos y el nido abandonado ya no contiene la hierba de la invisibilidad. Recogido en el seto como una flor marchita, el nido no es más que una "cosa". Tengo derecho de cogerlo en la mano, de deshojarlo. Me vuelvo melancólicamente hombre de los campos y de los matorrales, presumiendo... [...] Así el viejo nido entra en una categoría de objetos. Cuanto más diversos sean los objetos, más sencillo se hará el concepto. A fuerza de coleccionar nidos se deja a la imaginación en paz. Se pierde contacto con el nido vivo.

Sin embargo, es el nido vivo el que podría introducir una fenomenología del nido real, del nido encontrado en la naturaleza y que se convierte por un instante —la palabra no es demasiado grande— en el centro de un universo."(La desdicha de la naturaleza del hombre. Todo lo que toca, parece que acaba por pudrirse. La idea del nido vivo VS. el nido real...)

"La casa-nido no es nunca joven. Podría decirse que es el lugar natural de la función de habitar. Se vuelve a ella, se sueña en volver a ella. Este signo del retorno señala infinitos ensueños, porque los retornos humanos se realizan sobre el gran ritmo de la vida humana, ritmo que franquea años, que lucha por el sueño contra todas las ausencias."

(El hogar)"Es el interior del nido lo que impone su forma."

"La casa es la persona misma, su forma y su esfuerzo más inmediato; yo diría su padecimiento. El resultado sólo se obtiene por la presión continuamente reiterada del pecho."

"Todo es empuje interno, intimidad físicamente dominadora. El nido es un fruto que se hincha, que presiona sobre sus propios límites."

(La dualidad: como si en nuestro interior cabalgara un monstruo-a nuestros ojos, pues intentamos ocultarlo, como se dice en el siguiente párrafo-que trata de romper nuestra piel, aunque en realidad la estira hasta el límite del dolor)

 "Nos complacemos en acentuar el mimetismo del nido todo verde entre el verde follaje. Lo hemos visto decididamente, pero decimos que estaba bien escondido."

"Si hacemos de este frágil albergue que es el nido [...] un refugio absoluto, volvemos a las fuentes de la casa onírica. Nuestra casa, [...] es un nido en el mundo. Vivimos allí con una confianza innata si participamos realmente, en nuestros ensueños, de la seguridad de la primera morada. Para vivir dicha confianza [...]no necesitamos enumerar razones materiales de confianza. El nido tanto como la casa onírica y la casa onírica tanto como el nido -si estamos realmente en el origen de nuestros sueños- no conocen la hostilidad del mundo."

Da en la herida con lo más delicado: un nido. Un hogar. La falta. El retorno original. Siempre buscando, y en esta búsqueda, arrasando con nosotros mismos, en la impotencia que supone este camino. A cuantos más pasos, más cerca se está de alejarse.
 

Presentación libro Jueves 11 de octubre a las 19.30 hs



Hola a todos, me alegraría poder compartir con ustedes la presentación del libro que recién se terminó de imprimir. El mismo está vinculado con el proyecto de investigación universistario que dirijo dentro del Programa de Incentivos y vinculado a la temática de:   Arte e inclusión social.
Jueves 11 de octubre, a las 19.30 horas en el Edificio Sede Calle 8, aula G 

Por mas datos:
Cronograma de actividades previstas en el marco de las VI Jornadas de Investigación en Disciplinas Artísticas y Proyectuales, que se llevarán a cabo los días 11 y 12 de octubre en nuestra Unidad Académica. Para ello deberán ingresar en www.fba.unlp.edu.ar

 
 Un gran abrazo
Verónica.

 
 
 
 

Muestra Homenaje: 90 años del Museo Pettoruti



En el marco de la 2da Bienal de Arte...



martes, 2 de octubre de 2012

3/ 10/ 2012 Clase Especial: El color en la cerámica

El miércoles 3 de octubre, cada grupo en su turno:
 Clase sobre el color en la cerámica
Por favor llevar teselas y baldosas, así como aquellos que tengan materiales: pigmentos, óxidos, esmaltes, pinceles, etc. para realizar experiencias varias.
 
Rose Cabat